Los cuidados de la rata como mascota

- Categorías : Roedores

Los cuidados de la rata como mascota

Tal vez no sea la primera elección de algunas personas, pero las ratas como mascotas son una excelente opción debido a su cuidado sencillo y carácter afectuoso. Se puede formar buenos lazos con estos animalitos curiosos e inteligentes, tratándolos de acuerdo a sus características.

Se trata de seres sociales, ya que viven en comunidades cuando están libres en la naturaleza. Por lo tanto, frecuentemente se recomienda tener dos del mismo sexo, o brindarles compañía asidua si solo se tiene una.

Costumbres de las ratas

Las ratas son animales nocturnos por lo que hay que aprovechar el momento en que cae la tarde para interactuar con ellas. Se estima que requieren unos 15 minutos diarios de cuidados básicos y unos 25 minutos de juegos, necesarios para canalizar su energía.

Dado que son curiosas, a las ratas les gusta subir por tuberías y cuerdas, gastar juguetes y usar ruedas de ejercicio. Por lo que es importante que se les provea un ambiente con estas opciones, ya sea en una jaula amplia o en una habitación ambientada con estos fines. En estos sitios procura que no accedan a cables eléctricos, pesticidas u otros objetos riesgosos.

Alimentación de las ratas como mascotas

Estos roedores son omnívoros, aunque gran parte de sus necesidades se pueden satisfacer con los alimentos comerciales destinados para ratas. No obstante es bueno complementar estos alimentos con vegetales y frutos variados.

Debe disponer continuamente de agua dulce y fresca, a través de un bebedero para roedores. Este conjunto debe limpiarse diariamente para garantizar su funcionamiento.

Hábitat para las ratas

La jaula o habitáculo de las ratas debe ser de al menos 35 x 60 x 30 centímetros. Debe estar hecho de un material seguro, con una estructura fácil de limpiar, y que pueda contenerlas con seguridad. Deben tener lugar para una rueda de ejercicio.

En el fondo debe tener papel picado como sustrato o viruta de madera, que puede absorber la humedad de sus desechos y facilitando también su limpieza. Para que duerma puede tener una camita para roedores, en dónde puede echarse con comodidad. Debes procurar que esté en un ambiente estable en dónde no abunde demasiado frío o calor.

Otros cuidados importantes

Una rata es por lo general limpia, pero llegado el momento se juntarán desechos en su ambiente, los cuales puede provocarle estrés y enfermedades respiratorias. Por lo tanto debes procurar que este permanezca limpio y seco.

El manejo de las ratas debe ser cuidadoso. No son propensas a morder a menos que se sientan amenazadas. Así que debes tomarlas con calma y cuidado, o se pueden asustar. Evita que las manejen niños menores de 7 años.

Si tienen problemas al defecar presentado, por ejemplo, bolitas que no son redondas y firmes, consulta al veterinario sobre su alimentación. Provéele agua fresca todos los días.

Imagen: http://k31.kn3.net/8/3/E/C/5/7/A58.jpg

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.