Multaphi M pH+ Para el Aumento del pH en Acuiarios

Multaphi M pH+ Para el Aumento del pH en Acuiarios
Los valores pH en el acuario de agua dulce están comprendidos entre 6,5 y 7,0 y en acuarios de agua marina están comprendidos entre 8,1 y 8,4. La disminución o el aumento de...

3,50 €

Total (IVA incluido):

Pago 100% Seguro
Pago 100%
Seguro
Tarjeta, transferencia, Paypal, contrareembolso
Tarjeta, transferencia,
Paypal, contrareembolso
Mejor precio garantizado si lo encuentras más barato
Compra telefónica
900 845 053

Los valores pH en el acuario de agua dulce están comprendidos entre 6,5 y 7,0 y en acuarios de agua marina están comprendidos entre 8,1 y 8,4. La disminución o el aumento de estos valores son muy peligroso para los peces.

Mutaphi “M”pH+ es una solución que aumenta el pH hasta el valor deseado

Valores del PH en el Acuario:

La concentración de iones de hidrógeno (hidrogeniones) es la que determina el pH o grado de acidez o alcalinidad del agua.

Digamos que los valores pH se expresan en relaciones logarítmicas, por lo que un grado de pH indica una concentración de iones de hidrógeno 10 veces mayor o menor que la anterior.

Los valores posibles de pH en el agua pueden variar entre 0 y 14 (ambos puntos son los extremos de la tabla de valores).

Un valor de pH 0 indica el mayor grado de acidez a que puede llegar una sustancia; por su parte, un valor de pH 14 indica el máximo grado de alcalinidad que se puede obtener en un medio cualquiera. Alcalino y básico pueden ser entendidos como sinónimos a los efectos prácticos. Entre ambos extremos, un pH 7, indica valores neutros.

Los peces viven en una relación muy estrecha con el agua de su medio ambiente. Los valores de temperatura, dureza, conductividad, pH y otros actúan sobre el organismo de manera directa y determinan su biología.

Aunque no es una regla general, se puede determinar por observación si el agua del acuario es ácida o alcalina. Claro que no nos referimos al agua recién colocada, sino al agua de un acuario que lleva funcionando un buen tiempo.

El agua de pH neutro (pH 7) suele presentarse sin color, brillante, inodora y con una ligera presencia de algas sobre el material decorativo y vidrios. Las plantas crecen moderadamente. En este tipo de agua pueden vivir la mayoría de los peces.

Con un pH ligeramente alcalino (7,1 a 7,4) se observa un mayor desarrollo de las algas, el agua se torna de una coloración verdosa por la presencia de algas. Suele percibirse un ligero olor a clorofila (muy similar al del Gammexane o hexacloro) y las plantas tienden a crecer rápidamente. Claro está que todo esto es posible si contamos con buena iluminación en el acuario. Con este tipo de aguas sólo un grupo de peces pueden vivir confortablemente. Entre ellos muchos de los pecílidos y godeidos vivíparos y ovovivíparos (como por ejemplo Mollys, Guppy, Espadas, etc) y otros.

Con pH mayor de 7,4 puede producirse un enturbiamiento del agua, la cual adquiere paulatinamente un olor a descomposición de materia vegetal ya que las plantas no crecen por exceso de sales calcáreas. Se observa una fuerte formación de sarro en los vidrios y el depósito de material calcáreo adherido al material decorativo (piedras y troncos) y a los accesorios que están dentro del acuario. En este tipo de agua sólo puede vivir un grupo muy reducido de peces, entre ellos algunos cíclidos de los grandes lagos de África. La mayoría de los peces comienzan a mostrar lesiones en la piel y dificultades respiratorias.

Agua ligeramente ácida, con pH entre 7,0 y 6,8. Por lo general es un tipo de agua brillante, con un ligero reflejo amarillento, inodora y carece de algas. La vegetación crece escasa y con lentitud. Los vidrios pueden presentar ligeras formaciones calcáreas. La mayoría de los peces de ríos viven en este tipo de aguas, en particular los sudamericanos.

Agua ácida, con pH menor de 6,8. El agua se presenta de color amarillo ambarino, la materia orgánica en descomposición adquiere un color marrón. La vegetación es muy pobre y de color amarillento. No son muchos los peces que viven en este tipo de agua, pero por lo general no se adaptan fácilmente a aguas menos ácidas. Este es el caso de los Symphysodon (discus) y muchos tetras y en particular los tetra cardenal.

Una elevación del pH produce en ciertos peces alcalosis. Es decir una enfermedad abiótica que podría compararse con una intoxicación. No es lo mismo que se eleve el pH uno o dos puntos para un pez de aguas alcalinas que para un pez de aguas ácidas. Aunque en ambos casos sufrirán las consecuencias, el pez cuyo metabolismo está adaptado a pH bajos sufrirá más que el adaptado a pH altos. Inversamente un descenso del pH por debajo de los valores normales, afectará en mayor medida a un pez de aguas alcalinas que a otro de aguas ácidas.
Cuando el pH aumenta, también se incrementa la frecuencia respiratoria de los peces afectados; las algas proliferarán en el acuario consumiendo nutrientes en desmedro de las plantas y las bacterias encontrarán un medio adecuado para multiplicarse. Estas últimas encontrarán en el estrés de los peces un medio para convertirse en patógenas y desatar una bacteriosis.

Cuando el pH desciende más allá de lo tolerado por los peces, se produce en muchas especies otro tipo de enfermedad conocida como acidosis. Una de las razones más comunes para que el pH descienda es la presencia exagerada de ácidos orgánicos en el acuario, producto de una superpoblación y en algunos casos, por escasez de plantas y/o iluminación inadecuada o insuficiente.
La acidosis se manifiesta en forma de derrames sanguinolentos que pueden afectar el cuerpo y aletas de los peces, erizamiento de aletas, destrucción de la mucosa (y la consiguiente invasión de organismos patógenos), falta de equilibrio en la natación (debido a que la baja presión osmótica afecta la vejiga natatoria), temblores, muerte entre las plantas en posición normal y, en el mejor de los casos, estrés.

Así como una baja excesiva es dañina para la mayoría de los organismos del acuario, una baja imperceptible y paulatina puede ser beneficiosa para los peces de aguas normales o ligeramente ácidas. Por ejemplo, un pH de 6,8 favorece la secreción de la mucosa protectora de la piel de los peces (mejorando sus defensas contra infecciones), pero podría afectar a varias plantas acuáticas. Sin embargo hay plantas que se verían favorecidas por un pH ligeramente ácido (6,8 por ejemplo), tales como Cabomba, Anubias y Cryptocoryne.

Comparte tus fotos de este producto con otros clientes, para que vean lo buenos que son.

Sube tus fotos

Escribe tu opinión

Multaphi M pH+ Para el Aumento del pH en Acuiarios

Multaphi M pH+ Para el Aumento del pH en Acuiarios

Los valores pH en el acuario de agua dulce están comprendidos entre 6,5 y 7,0 y en acuarios de agua marina están comprendidos entre 8,1 y 8,4. La disminución o el aumento de...

¡No es necesario registrarse!

Si las preguntas existentes no aclaran sus dudas, use el formulario inferior para preguntarnos sobre este producto.

(opcional)
*(Obligatorio, para que podamos notificarle una vez que su pregunta haya sido respondida)
Indíquenos si ha visto este producto a un mejor precio

Productos similares

Mascota Planet, S.L. Todos los precios de la web incluyen IVA y sin portes

Mascota Planet, S.L. Productos para pájaros, aves, peces, roedores, hámster, reptiles, iguanas, lagartos. Ropa para perros, gatos. Complementos y accesorios para perros y gatos. Casetas, bolsos, transportines para perros y gatos.

Nuestras marcas: Royal Canin, Eukanuba, Hill's Science Plan, Advance Affinity, Elite, Ferplast, Nutrochoice, Arppe, Kong, Freedog, Vitakraft.

VENTA EN TODA ESPAÑA: Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Marbella, Sevilla, Zaragoza, Murcia, Bilbao, Valladolid, Alicante, La Coruña, San Sebastián, Girona, Cádiz y en TODA España (Península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla).

¿Tiene alguna duda?