Buscar en el blog

Con el invierno encima, las preocupaciones por la salud de ciertos animales se incrementan. Muchas mascotas no están preparadas para aguantar el descenso de la temperatura, por lo que quedan vulnerables a estos cambios, en el peor de los casos puede producir la muerte si no se les da el cuidado adecuado.

Una medida preventiva que está tomando cada vez más fuerza, es el colocar abrigos para ayudarles a mantener el calor. Esto es algo realmente bueno, siempre y cuando de verdad lo requieran.

Cómo identificar cuando una mascota necesita un abrigo:

Antes de realizar esta inversión, es necesario hacer un estudio de todas las necesidades y cuidados que requiere el animal. Si por ejemplo se trata de un perro pequeño, éste necesitará de un abrigo para poder mantener el calor, en especial si tienes planes de llevarlo a la calle.

En primer lugar debes tomar en cuenta la raza y lugar de origen de tu mascota. Los perros nórdicos por lo general no necesitarían tanta protección como sí la podrían requerir los perros de pelo corto. Esto va para todas las especies, ya sea un gato, un hurón o hasta una vaca.

Hay que tomar en consideración el material del que están hechos los abrigos, las medidas, si afecta su movilidad, entre otros. Nunca compres un abrigo por impulsividad, ya que podría terminar siendo más un problema que una solución.

¿Se pueden usar en otras épocas del año aparte del invierno?

Depende del clima, pero no es algo recomendable. Algunas excepciones podrían ser durante la noche, o días inusualmente fríos. Aunque también podrías tomar como medida el hacerle un acolchado con algunas mantas para que pueda protegerse. Lo bueno de esto es que en caso de haber variaciones leves en la temperatura, no tendrás que preocuparte de andar tras él para quitarle el abrigo.

Si lo que buscas es una manera de proteger a tu mascota de las lluvias, lo mejor sería comprar un impermeable. Este protegerá su pelo del agua y la humedad, y a su vez también lo ayudará a mantenerse caliente.

Muchas personas se debaten si es realmente correcto ponerle ropa a sus mascotas, es un tema que tiene varios puntos a favor y en contra. Pero cuando se habla de utilizarlo para proteger a ciertos perros y gatos del frío, en especial los que poseen una enfermedad o son muy viejos, la balanza se inclina un poco más a favor.

Como se mencionó anteriormente, dependiendo de la raza y el hábitat original del animal, éste va a requerir cierto tipo de cuidados. En el caso de animales domésticos que no cuentan con una protección cien por ciento garantizada, es recomendable comprarles un abrigo o impermeable a su medida.

Éstos pueden ser útiles tanto para la lluvia, como para viajes y caídas extremas de la temperatura. Cuando sacamos a nuestro perro a pasear en invierno es necesario llevarle un abrigo que lo proteja ante el cambio brusco del clima. Incluso cuando se encuentra en su hogar, es bueno que lleve uno por precaución, en especial para perros pequeños, pues les permite mantener correctamente su calor corporal.

Imagen cortesía de (traveldog.es), todos los derechos reservados.

Productos relacionados

  • 11,95 €
  • 19,95 €
  • Añadir un comentario

    * He leído y acepto la política de privacidad.