Buscar en el blog

El cuidado de los dientes de un conejo requiere de especial atención ya que posee una dentadura diferente a la de otras mascotas, ya que los dientes del conejo están en constante desarrollo y crecen aproximadamente 12 centímetros al año. La revisarlos de forma periódica para determinar que tienen buena alineación, que están blancos y no presentan manchas ni signos de ninguna afección es crucial en el desarrollo de los conejos. El cuidado de los dientes en conejos es muy importante, es una de las principales causas de sus visitas al veterinario, ya que por sus características particulares llega a sufrir de algunas enfermedades dentales, entre las cuales se encuentra la MALOCLUSION, que es una mala alineación de los dientes, o la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí, la MALOCLUSION es causada por algún golpe, infecciones, o puede estar presente por cuestiones genéticas. Para ello deberemos suministrarles a nuestro conejo una dieta variada y material o accesorios para que puedan roer ayuda a que esos dientes se encuentren siempre en perfecto estado. La aparición de alteraciones dentarias suele estar relacionado con factores genéticos, infecciones dentales y traumas que provocan rotura y desplazamiento de la raíz del diente. Esta patología es más frecuente conforme el conejo es más pequeño por lo que con la llegada de los conejos enanos, que son más chatos, ha aumentado mucho la presencia de dicho problema en la consulta diaria. La masticación del conejo la realiza de forma vertical y horizontal cortándolos con sus incisivos y moliéndolos con sus dientes posteriores y si el animalito tiene una mandíbula muy corta o estrecha se ve afectada la salud dental del conejo, ya que una alineación incorrecta de los dientes hará que el desgaste no sea uniforme. Por lo general lo que ocurre es que los incisivos no se posicionan correctamente con sus contrarios, es decir, no hacen un buen contacto y consecuentemente no se desgasten adecuadamente. Una vez que se ha empezado a desarrollar la malformación los conejos pierden capacidad de limpieza y tienen más dificultades para comer correctamente. En muchas ocasiones esa mala oclusión de los incisivos conlleva alteraciones también en las muelas por lo que debemos tomar medidas cuanto antes para evitar un mal mayor. En la mayoría de casos es necesaria la cirugía para poder solucionar éste problema. La extracción de los incisivos en conejos no ocasiona ningún trauma para nuestro pequeño amigo pues al tener labios prensiles pueden seguir introduciéndose la comida en la boca. Si habrá que tener una pequeña deferencia con ellos y es que las verduras ya no se las podremos ofrecer enteras si no que habrá que cortarlas en pequeños trozos para que se las puedan introducir en la boca.

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.