¿Cómo puedo divertir a mi hámster? Los hámsters son criaturas muy inteligentes y activas que inevitablemente terminan aburridas por completo si no se les estimula de una manera agradable. Recuerda que al igual que cualquier otra mascota, es necesario que le prestes la atención que necesita. Que sea pequeño y que no puedas llevarlo al parque con una correa como lo harías con un perro, no quieres decir que lo dejes confinado al olvido y al total aburrimiento dentro de una jaula. Aunque parezca complicado, es muy sencillo divertir a un hámster. Sigue las recomendaciones que te mostramos a continuación y verás que la pasará entretenido y feliz a tu lado.

Ayúdalo a que se ejercite

Como lo decíamos arriba, los hámsters son increíblemente activos y juguetones, además de que aman ejercitarse. Puedes comprarles todo un complejo impresionante de juegos para colocar en su jaula que le evitará por completo el aburrimiento. En las tiendas especializadas puede encontrar opciones muy prácticas como esta fabulosa jaula doble con juegos integrados, o también puedes comprarle juegos como resbaladillas y túneles por separado y luego instalarlos en la jaula que ya tiene. Hay una cosa que no te puede faltar y esa es una rueda giratoria para que corra un maratón sin poner un pie afuera.

Sácalo a paseo

No puedes ponerle una correa o arnés como a tu perro o gato, pero aún así puedes dejarlo que pasee seguro por la casa en una esfera como esta, con la podrá ejercitarse y a la vez explorar sin perderse, lastimarse, escapar a la calle o arriesgarse a que un predador lo ataque. Este tipo de esferas al igual que la rueda de ejercicio fija,  son imprescindibles para cualquier  persona que tenga hámsters en casa

Juega con él

No todo el tiempo tiene que divertirse solo si te tiene a ti, así que no escatimes en dedicarte un buen rato a librar una batalla de dedos con tu pequeño amigo. Aprovecha estos momentos para enseñarle trucos, los cuales aprenderá tan rápido que te dejará con la boca abierta.

Mímalo

Una manera perfecta de pasar por los momentos aburridos es mimándolo un buen rato. Eso mejorará mucho el acercamiento que tiene contigo, lo relajará y lo hará más seguro de sí mismo de modo que no estará nervioso cuando vea mucha gente cerca. Acarícialo, dale un suave masaje, cepíllalo y aséalo con cuidado y cariño y verás que no vuelve a estar ansioso o aburrido. Trata de hacer esto después de que haya estado jugando (solo o contigo), luego de un paseo en su esfera o después de ejercitarse en su rueda.

Háblale

Hay propietarios que no tienen problema alguno en hablar con sus mascotas, no importa si tienen un enorme percherón o un pequeño pez dorado. Si no sueles hablarle a tu hámster, trata de hacerlo y serás recompensado con creces. Los hámsters reconocen timbres e inflexiones de voz, además de que entienden patrones y prestan atención a tu comportamiento, así que de verdad vale mucho la pena intentar hablar con el tuyo mucho más seguido. Imagen cortesía de www.ibexinc.files.wordpress.com. Todos los derechos reservados.

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.