Su nombre científico es Meriones unguiculatus, son roedores semejantes a las ratas. Este mamífero es procedente del continente asiático. En principio fue utilizado como animal de experimento, poco después fue apareciendo en las tiendas de mascotas.

El Jerbo es un roedor que ha sido estudiado por investigadores debido a su capacidad de resistir grandes fuentes de calor y soportar la sed. Además se ha considerado que este animal puede soportar radiaciones.

Como mascotas son ideales ya que no necesitan de muchos cuidados. La limpieza de su habitad se hace cada dos semanas.  Son muy pulcros emplean gran parte del día para acicalarse y no desprende desagradables olores.  Son animales muy activos durante la noche y el día. Se distraen solos y no tiene necesidad de sacarlos a pasear o ejercitarlos.

Características

Son animales peludos con cuello muy corto y esbelto. Poseen grandes ojos, una larga cola y pequeñas orejas. Tienen dos patas delanteras que no utilizan para desplazarse y dos patas traseras similares a la de los canguros, con las cuales se desplaza con grandes saltos. Suelen medir 22 centímetros desde la cabeza hasta la cola.

Este animal ha sido adoptado como mascota por ser muy dócil y sociable. Por ser animales de desierto no generan muchos desperdicios orgánicos. Estos roedores son 10 veces más inteligentes que las ratas de laboratorio. Usualmente seleccionan un sector en su jaula para defecar y orinar.

Alojamiento

En cautiverios, generalmente se utilizan terrarios grandes para que los jerbos habiten. Debido a que este roedor es un gran saltador debemos evitar las fugas preparando un terrario adecuado para ellos.

El terrario no debe ser muy alto, debe tener suficiente ventilación para no asfixiarlo, lo podemos tapar con una maya para que no se escape tu mascota. En el terrario podemos incluir elementos decorativos tales como, piedras, raíces y virutas de heno. Además le debemos incluir una casita de madera para que ellos descansen

Por ser animales  procedentes de regiones desérticas es importante incorporar en su hábitat una gran cantidad de arena en el piso del terrario. Con la finalidad que puedan practicar su habilidad excavadora.

Alimentación

Los Jerbos son animales omnívoros, es decir que se alimenta de plantas y animales. En cautiverio les tenemos que proporcionar alimentos que contengan proteínas y grasas. Lo ideal es el pienso especial para jerbos, que está formado por semillas de poca grasa tales como las semillas de girasol y alfalfa. Se puede complementar su alimentación con verduras y frutas frescas.

A pesar de que los jerbos no consumen mucha agua es recomendable colocar en su terrario un bebedero para evitar que se deshidraten. Los jerbos suelen utilizar las frutas y verduras como fuente líquidas al extraer el juego que ellas contienen.

La porción diaria de comida para un jerbo joven debe ser de 3.5 gramos. Mientras que para un jerbo adulto debe ser una cucharada sopera equivalente a  7 gramos. Es importante colocarles la comida dentro un comedero de cerámica para evitar que vuelque y ensucie el terrario.

Imagen cortesía de (miwuki.com), todos los derechos reservados.

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.