Buscar en el blog

Los hámsteres son cada vez más populares como mascotas entre los niños pequeños, y es fácil entender por qué. Además de ser increíblemente tiernos, los hámsteres son animales muy sencillos de cuidar, estando entre los animales domésticos más higiénicos que puedes adquirir.

Y es que es común que veas a tu hámster acicalando su cuerpo, o limpiando sus manos y cara dentro de su jaula. Esto es así pues los hámsteres son sumamente sensibles en cuestiones de higiene, siendo susceptibles a infecciones y poseyendo un olfato muy delicado, lo que les hace sufrir ante espacios sucios. Por eso hoy te traemos algunas recomendaciones para mantener la limpieza del espacio en donde hace vida tu hámster.

Cómo realizar la limpieza diaria

En primer lugar, hay que aclarar que el hámster, aunque no requiera una limpieza profunda constante, si necesita de tu atención diaria. Por tanto, cada día debes retirar los recipientes de alimento y agua de tu hámster, lavándolos muy bien con agua caliente antes de devolverlos llenos a la jaula de tu hámster. Recuerda retirar, asimismo, cualquier alimento sobrante del día anterior, pues tu hámster necesita de comida fresca a diario.

Además, las zonas en donde tu hámster suele orinar dentro de su jaula deberán ser limpiadas a diario, retirando el heno viejo. Para esto te recomendamos que cubras la superficie de la jaula de tu hámster con un material absorbente que evite la humedad en la jaula, pues los hámsteres son muy sensibles a la misma.

Limpieza en profundidad

Por otra parte, la limpieza en profundidad de la jaula de tu hámster, requerirá de cuidados mayores. Así debes evitar por encima de todas las cosas la utilización de productos químicos en el proceso, pues como te explicamos ante, tu hámster posee un olfato muy sensible, y por tanto se vería resentido por su uso.

La limpieza de la jaula del hámster debe hacerse al menos una vez por semana, para lo cual colocaras al hámster en una jaula aparte y pasarás a desmontar aquella en la que hace vida diaria. A partir de aquí debes lavar muy bien con agua caliente y jabón cada uno de los implementos que utiliza tu hámster día a día, asegurándote de desinfectarlos totalmente.

Posteriormente debes retirar todo el heno de la jaula del hámster, y pasar a despegar los restos de heces que puedan haber quedado en la misma, para entonces proceder a restregar los barrotes de la jaula con un cepillo, para de esta forma eliminar todos los parásitos que puedan esta allí. Finalmente, sumerge la jaula de tu hámster en agua caliente y deja que se seque completamente antes de volver a armarla.

En conclusión, la higiene de la jaula de tu hámster no es algo que debas tomar a la ligera. Es un proceso sumamente sencillo, que evitará complicaciones en la salud de tu hámster, haciendo su vida mucho más cómoda y mejorando además la higiene total de tu hogar, que ya no se verá afectada por un espacio para la mascota sin la correcta limpieza.

Imagen cortesía de Bekia Mascotas (bekiamascotas.com). Todos los derechos reservados.

Productos relacionados

  • 0,95 €
  • 0,60 €
  • Añadir un comentario

    * He leído y acepto la política de privacidad.