Si cuentas con una tortuga es importante que vigiles su alimentación y cuides su dieta ofreciéndole los nutrientes necesarios. Esta alimentación varía según la especie que tengas. Si su dieta y alimentación no son las adecuadas, esto repercutirá negativamente en su salud, por ejemplo, produciéndole graves problemas oculares, falta de energía, aletargamiento e incluso problemas respiratorios. 

Desde Mascota Planet, te contamos las razones por las que tu tortuga no come, las posibles causas y soluciones. 

Ayuno en las tortugas 

Antes de que te preocupes sin necesidad, es importante que sepas que, con frecuencia, las tortugas suelen realizar ayunos que duran varios días. Pero si este ayuno se alarga demasiado, puede que le ocurra algo a tu mascota. 

Razones por las que mi tortuga no come

A continuación, te enumeramos algunas de las razones por las que tu tortuga deja de comer: 

  • Ha notado que hay cambios en su entorno o en su rutina. 

  • Se le ha cambiado la dieta y alimentación. 

  • Hay cambios bruscos de temperatura o la humedad ambiental es muy distinta. 

  • Se han incorporado nuevos miembros a la tortuguera. 

¿Cuáles son los síntomas de una tortuga que está enferma?

Desde Mascota Planet te explicamos cuáles son los síntomas de una tortuga que está enferma

  • Aletargamiento y poco movimiento. 

  • Signos visibles de deshidratación. Estos se aprecian en el color del caparazón, en el tacto y la textura de la piel. 

  • Tiene los ojos cerrados o hinchados. 

  • Hay cambios en el estado del caparazón.

Cualquiera de estos signos en tu tortuga es una clara pista de que le ocurre algo. Lo mejor es que acudas lo antes posible al veterinario para solucionar el problema antes de que pueda llegar a ser grave. Hay algunas enfermedades serias que van desde las infecciones oculares hasta la presencia de parásitos o las alteraciones bucales

Mi tortuga duerme mucho

Si tu tortuga no come y pasa mucho tiempo aletargada y durmiendo, puede ser que esté realizando una hibernación igual que los osos. Hay algunas especies que hibernan más que otras. 

La hibernación se trata de un período donde la tortuga se encuentra en un estado de somnolencia y su ritmo de funcionamiento se reduce. Consiste en un mecanismo natural cuya función es preservar sus energías orgánicas. Esto viene determinado por su genética, ya que en su hábitat natural, gracias a la hibernación sobrevive cuando hay poco alimento. 

Cuando tu tortuga esté en proceso de hibernación, regula la temperatura de la tortuguera. Puedes contar con lámparas de rayos UVA y UVB, que además protegen su caparazón. 

Mi tortuga tiene el caparazón blando

Si has notado que el caparazón de tu tortuga está perdiendo dureza y color, tienes que tomar medidas cuanto antes, ya que si tardas demasiado tiempo, derivará en graves problemas de salud. 

Pero, ¿por qué el caparazón de tu tortuga está blando? Esto se debe a una mala absorción del calcio y a una dieta pésima y con falta de calcio. El calcio es un mineral vital para cuidar el caparazón y que esté en buenas condiciones. Además, la tortuga tiene que recibir bastante luz UVB. Estos rayos favorecen a que la tortuga genere vitamina D3, que es necesaria para que el organismo absorba de forma óptima el calcio. 

Lo mejor es que la dieta combine alimentos ricos en calcio con una exposición suficiente a los rayos UVB. Lo ideal es que la tortuga reciba la luz del sol aproximadamente de unas 8 a 10 horas al día. 

Mi tortuga tiene los ojos cerrados

Si tu tortuga pasa la mayor parte del tiempo con los ojos cerrados, seguramente se deba a su dieta. Y, ¿por qué no puede abrir los ojos? Porque se ha producido una hipovitaminosis. La hipovitaminosis es una carencia vitamínica en el organismo de la tortuga y la causa de ella es que la alimentación de la tortuga no tiene las vitaminas esenciales. 

La mejor forma para solucionar esta carencia es acudir al veterinario, ya que confirmará si se trata de la hipovitaminosis o si es una infección por hongos o bacterias. Si lo que ocurre es lo primero, el tratamiento consiste en corregir la dieta mediante colirios ricos en vitamina A. La recuperación es rápida. 

Alimentos que no debes dar a las tortugas

A pesar de que las verduras y las frutas son alimentos muy saludables para las tortugas, hay algunas que no son buenas para su organismo y debes eliminarlas de su dieta. Son las siguientes: 

  • Las legumbres y los cereales: evitar judías, lentejas, arroz, garbanzos, maíz y guisantes. 

  • Ciertas verduras y hortalizas: eliminar pimientos, espárragos, remolacha, zanahorias y calabacín. 

  • Determinadas frutas: las frutas ácidas. 

  • Hongos y setas: nada porque les cuesta digerir estos alimentos. 

  • Alimentos con gran cantidad de azúcar y golosinas: chocolates, gominolas, chuches y golosinas, ya que tienen muchísima azúcar y suponen un riesgo para la salud de la tortuga. 

Muchas veces, las tortugas tienen problemas nutricionales porque están sobrealimentadas. Las personas, a veces, no nos damos cuenta y provocamos obesidad y deformaciones en el caparazón de estos animales. 

 

En Mascota Planet somos la primera tienda online de animales. Contamos con un montón de productos y artículos para tortugas: comederos y bebederos para tortugas, productos de higiene y salud para tortugas, tortugueras, etc. Además, también vendemos alimentación para perros, gatos, pájaros y roedores. Pásate por nuestra web y descubre todo lo que tenemos. Contamos con las mejores marcas para el bienestar de tu mascota. Si tienes cualquier duda acerca de nuestros productos, no dudes en contactar con nosotros. Te responderemos lo antes posible. 

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.