El festejo de año nuevo es una celebración llena de colorido y elementos precisos que la hacen ser una de las mejores maneras de empezar el año. Los fuegos artificiales resultan ser uno de los protagonistas principales de esta festividad, pero tanto perros como gatos no lo disfrutan tanto como tú. Esto es lo que debes saber acerca de la pirotecnia y las mascotas.

¿Por qué no se llevan bien la pirotecnia y las mascotas?

Es un estrés muy grande para las personas saber que tu mascota le tiene miedo al ruido que producen los fuegos artificiales. El ruido los pone incontrolables, haciendo que reaccionen de manera reactiva ante la situación, provocando que se pierdan o que actúen de manera agresiva con el entorno. ¿Por qué la pirotecnia y las mascotas no son algo que se lleven bien?

¿Por qué se produce este comportamiento? Aquí las respuestas que científicamente están comprobadas:

1.- Perros y gatos con hipersensibilidad a los ruidos fuertes: Un perro puede escuchar frecuencias que van de los 67 a los 50 mil Hertz, mientras que los gatos pueden escuchar de 55 y hasta los 79 mil Hertz. Esto no quiere decir que un ruido fuerte les lastime el odio, pero si está comprobado que puede alterarlos de manera natural.

Esto se acentúa más con las razas o tipos denominados ‘’hipersensibles’’. Algunos perros, como el Beagle o los de tipo presa, cuentan con un oído mucho más agudo, por lo que el ruido de la pirotecnia resulta ser bastante molesto, especialmente cuando no están acostumbrados a ellos.

2.- La poca socialización de cachorro: Cuando vives en sitios donde la pirotecnia es sólo de una vez al año, es normal que tu mascota lo vea como algo extraño y como un riesgo para él. Esto es simplemente porque es algo nuevo para él, ya que durante la etapa de socialización nunca escucho este tipo de estímulos. Esto, lamentablemente, solo es cuestión de suerte.

3.- Sobreprotección: Cuando tenemos una mascota en casa es como un pequeño más, pero este sentimiento de sobreprotección puede resultar ser contraproducente ante diversos estímulos del exterior. Frases como ‘’Pobrecillo’’ o el simple gesto de abrazarlo cuando hay fuegos artificiales puede ser algo muy malo para ellos.

Cuando tu perro o gato escuchen un sonido fuerte como el de la pirotecnia, simplemente actúa como si nada estuviera pasando, esto con el motivo de que él vea que no pasa absolutamente nada y siga con un comportamiento firme, además de aumentar su seguridad.

4.- Experiencias traumáticas: Esto ya es un caso específico entre mascota y mascota, ya que cuando hay una mala experiencia con un sonido fuerte o con los fuegos artificiales, su mecanismo de defensa actúa de manera natural, propiciando escapes o comportamientos reactivos.

La Pirotecnia y las mascotas son algo que naturalmente no se llevan bien, pero debes de entender que es algo que tu perro o gato se tiene que enfrentar. Ayudan las casas con aislamiento y las vendas de comprensión, además de las prendas de ropa.

Imagen cortesía de culturacolectiva.com, todos los derechos reservados

Productos relacionados

  • Añadir un comentario

    * He leído y acepto la política de privacidad.