Buscar en el blog

Un comportamiento bastante inusual para nosotros, es encontrarnos a nuestro compañero perruno mirándonos mientras hace sus necesidades. Para nosotros los humanos, ese es un acto íntimo, y nos resulta vergonzoso encontramos en la situación de hacer este acto público. Por lo que tendemos a pensar  que funciona de la misma forma para ellos.

Sin embargo esa es una idea errónea, pues la vergüenza es un concepto esencialmente humano, por lo que no debemos transferirlo,  no suele ser reflejado comúnmente por los animales.

Razones por las cuales los perros te miran mientras realiza sus necesidades

Existen varias razones por lo que esto podría ocurrir. Una de estas puede deberse al adiestramiento que se le haya dado al can, así fuera de cachorro o adulto. Una vez este se acostumbra a los reforzamientos positivos como una golosina o caricia, las seguirá esperando mucho tiempo después, por lo que te mirará esperando que le des un premio por su buen comportamiento.

Esto también puede suceder a la inversa, dándose el caso en que te miren, para asegurarse de que lo que están haciendo está bien y que no recibirán un castigo por ello. Esto es lo que ha sido descrito como “condicionamiento clásico de Pavlov”.

A pesar de esto, la causa más común por la que un perro te mira mientras defeca, se debe a un instinto de supervivencia. Este instinto le viene desde su más remoto antepasado, el lobo, y por más que se haya adaptado a la vida domestica, es algo que inconscientemente reflejará en su comportamiento.

Instinto canino

El verte a los ojos es una señal de que busca seguridad y aprobación. Tal y como sucedería en la naturaleza, el perro buscaría apoyarse en su manada para sentirse seguro y protegido de cualquier amenaza que lo pueda sorprender en un momento tan vulnerable. Al estar en esa posición, no son capaces de defenderse ni de reaccionar a tiempo para alejarse del peligro.

Recuerda que mientras se encuentre en este proceso, nunca realices movimientos bruscos o le grites. Tú eres su vigía, el líder de su manada y al verte reaccionar de forma brusca, se pondrá alerta, evitando que pueda culminar el acto. Posiblemente estará nervioso por un cierto tiempo, esperando a que aparezca cualquier “amenaza”.

Por eso tú, como parte de su manada (líder), eres fuente de seguridad y protección,  esta es una de las razones por la que la mayoría de las veces buscará tu mirada, para sentirse respaldado. Así  que, si se da la ocasión, devuélvele la mirada para que pueda estar más tranquilo a la hora de hacer sus necesidades.

Recuerda que es parte de la psicología canina, por lo que debes verlo desde su óptica para poder entender sus comportamientos.  Las mascotas deben adaptarse a la vida humana, pero los humanos también debemos adaptarnos a sus particularidades y pautas de conducta. Nuestra mayor virtud y ventaja es el comprender, y debemos comprenderlos a ellos, para así convertirnos en los mejores líderes de su manada.

Imagen cortesía de (aweita.larepublica.pe), todos los derechos reservados.

Productos relacionados

  • 5,90 €
  • 65,90 €
  • 94,64 € 88,02 €
  • Añadir un comentario

    * He leído y acepto la política de privacidad.