Buscar en el blog

Para poder tener una mascota especial como lo es el conejo o la cobaya, es muy importante estar al tanto de las afecciones que puede perjudicar a estos animalitos y provocarles grandes molestias. Una de estas es el sobrecrecimiento dental o maloclusión, el cual afecta a sus dientes que crecen constantemente.

La maloclusión dental se produce porque los dientes del conejo crecen continuamente a razón de 5 milímetros al mes, lo que se convierten en 12 centímetros al año, y esto se produce continuamente a lo largo de toda su vida. El desgaste natural se produce con la fricción natural de los dientes superiores contra los inferiores, y a través de todo lo que el conejo come o mastica.

Síntomas de sobrecrecimiento dental

Hay que prestar particular atención si el animalito comienza a comer menos y a bajar de peso. Son síntomas de que podría estar pasando por este tipo de problemas, por lo que hay que actuar lo antes posible.

Tú puedes comprobarlo personalmente revisando los dientes de tu mascota, ya que es un problema que se puede ver a primera vista. Notarás si sus incisivos están muy crecidos. Es una dificultad que le puede causar lastimaduras graves en su paladar o a los lados de la boca.

Ni bien se detecta una anormalidad como esta, debes recurrir de inmediato al veterinario y seguir rigurosamente todos los procedimientos que este determine. En algunos casos, se practica un limado de los dientes, y en otras una operación.

El problema es que todos estos tratamientos representan grandes dolores y molestias para tu mascota. Por lo que lo mejor es mantener una prevención continua y responsable.

Causas de la maloclusión y su prevención

Hay dos causas por las que, desafortunadamente, estas adorables mascotas pueden desarrollar este problema. Uno de estos es la herencia genética, resultado de la manipulación humana para lograr ciertas características en las razas.

Cuando esto sucede, es común que se modifiquen ciertos ángulos usuales en el cráneo. Como consecuencia hay una desigualdad entre la mandíbula y el maxilar, provocando lo que se conoce como prognatismo mandibular. En este caso, el especialista suele practicar una cirugía que corrige esta alteración.

Pero lo cierto, es que en la mayoría de los conejos y cobayas, esto se produce por la falta de desgaste por medios naturales. Por lo que la mejor forma de prevenir este problema es proporcionándole medios con los que gastar sus dientes.

Para esto, ya sea que se trate de conejos o cobayas, estos deben disponer de una cantidad enorme de heno, las 24 horas del día. En el caso de las cobayas, que son más pequeñas, puedes incluir alimentos con mucha fibra como apios, puerros, o vegetales varios, no demasiado cortados para que realice un buen trabajo con sus incisivos.

No obstante, los expertos insisten en que lo mejor que se les puede proporcionar es el heno, en gran cantidad y variedad. Esta es la clave para prevenir el sobrecrecimiento dental. También, es un alimento que le proporciona gran cantidad de nutrientes concentrados. Es un gran alimento, proporcionado por la naturaleza y desecado por el hombre.

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.