Buscar en el blog

En el presente artículo te queremos hablar de una raza muy conocida por todos: el San Bernardo. Para ello, conoceremos un poco más sobre el origen de esta raza, sus características físicas y comportamiento. Finalmente, hablaremos sobre los cuidados que requiere este peludo gigante.

¿Cómo es el San Bernardo? Origen

Este bonachón de raza grande es famoso por su aparición en múltiples películas y su icónico barril en el cuello. Una de las teorías más aceptadas sobre su origen es que el predecesor del San Bernardo, el mastín alpino, es proveniente de Suiza. El mastín alpino fue llevado a dicho país de la mano del ejército romano, ya que eran perros usados para la guerra.

Haciendo un salto en la historia, en los siglos X y XI se conoce de la creación de un hospicio ubicado entre los Alpes suizos e Italia, específicamente en el “gran monte de St. Bernhard”. En dicho hospicio se recibían peregrinos y viajeros, los cuales eran acompañados y asistidos por unos enormes y robustos perros: los San Bernardos.

Aspecto

En lo referente a sus características físicas, el San Bernardo tiene una altura a la cruz estimada entre los 70cm en los machos y 65cm en las hembras. Puede llegar a pesar entre unos 60 a 90 kilogramos, siendo sus principales atributos que es alto, ancho, pesado y de huesos duros, por lo que ya se puede apreciar el por qué esta raza fue usada para la guerra y posteriormente para la vigilancia, búsqueda y rescate en climas fríos.

La cabeza del San Bernardo es la parte más destacable ya que es sumamente grande, fuerte y ancha en relación al resto de su cuerpo. Al tener su cabeza de estas proporciones, posee un hocico y mordida fuerte que en raras ocasiones utilizará. Sus orejas son anchas, triangulares y medianas. Sus ojos son de tamaño mediano y moderadamente hundido. Su pelaje más popular o conocido es blanco con manchas oscuras, pero también puede llegar a ser negro o de tonos rojizos. Puede ser de pelo corto o pelo largo.

Comportamiento

En relación a su comportamiento, son perros amables, dulces, extremadamente cariñosos y afectivos. Además de ello, tienen una personalidad extrovertida y protectora, lo que los hacen compañeros ideales en el hogar y tienden a llevarse excelente con los niños. Si en verdad deseas tener un gran bonachón de mascota, este puede ser tu perro ideal. Por último, su esperanza de vida se estima entre unos ocho a doce años.

Cuidados básicos

A manera de cierre, hablaremos un poco sobre los cuidados básicos del San Bernardo. Estos son unos aspectos a considerar si deseas tener uno:

-          Es un perro que come grandes cantidades de comida. Lo más recomendable es comprar un pienso de buena calidad y en grandes cantidades.

-          Es preferible bañarlo en el jardín, ya que es extremadamente difícil encontrar un sitio en el hogar en donde bañar un perro de sus dimensiones.

-          Es importante cuidar la higiene de sus ojos y boca, por lo que se recomienda cepillados dentales de forma periódica.

-          En lo referente al cuidado de su pelaje, debe ser cepillado a diario.

-          Las enfermedades más comunes de esta raza son: displasia de cadera, entropión y ectropión respectivamente, enfermedad cardíaca y dilatación gástrica.

Si tienes un San Bernardo o quieres tener uno, esperamos que esta información te sea de utilidad. Si necesitas accesorios para perros de calidad, no dudes en visitar nuestra tienda virtual.

Imagen cortesía de https://wakyma.com. Todos los derechos reservados.

Añadir un comentario

* He leído y acepto la política de privacidad.